Alquiler de Barcos Bormes-les-Mimosas

Filovent te encuentra un barco único

¿Necesitas consejo?

Samuel, experto en cruceros

Me gustaría recibir correos electrónicos de Filovent y crear mi cuenta de cliente
Bormes-les-Mimosas : ¿Cuál es tu estilo de barco?

Bormes-les-Mimosas - Nuestros consejos para su crucero



Por Anaïs BEDE

Redactora de la revista Filovent. «Los viajes son mi pasión, ¡y más si son en barco!»

 

13 de agosto de 2021

 

Tiempo de lectura: 5 minutos

 

 

Resumen

 

Los imprescindibles: Porquerolles y Port-Cros, las joyas de las Islas de Hyères

Recomendaciones: Mas du Langoustier, en Porquerolles, para disfrutar de las vistas al mar

Novedades: el puerto de Lavandou y la playa de la Douane en la península de Taillat si su crucero dura 2 semanas

 

 

Índice

 

→ ¿Qué hacer en Bormes-les-Mimosas?

 

→ ¿Dónde navegar desde el puerto de Bormes-les-Mimosas?

 

→ Los mejores puertos, fondeaderos y playas saliendo desde el puerto de Bormes-les-Mimosas

 

 

 

 

«Nadábamos entre peces, había muchos aunque estuviéramos bastante cerca de la playa. ¡La variedad de colores era increíble!». Esto es lo que me dijo Cécile Doutriaux, cliente de Filovent, cuando me contaba su mejor recuerdo del crucero desde Bormes-les-Mimosas, en la playa Le Langoustier de Porquerolles. Si quiere vivir la misma experiencia y descubrir el gran esplendor del Mediterráneo, ¡todo lo que tiene que hacer es alquilar un barco en la costa mediterránea francesa!

 

Eric Finel sur un Dufour 350 GL
Eric Finel navegando en un Dufour 350 GL (foto de Cécile Doutriaux)

 

¿Qué hacer en Bormes-les-Mimosas?

 

A diferencia de otras bases de salida, como Port Pin Rolland, Bormes-les-Mimosas merece la pena. Para Thierry, «Bormes-les-Mimosas es un pueblo típicamente francés muy bonito».

Allí le espera un sinfín de monumentos históricos. Mientras pasea por el centro medieval del pueblo, encontrará una hermosa arquitectura en la capilla de Saint François de Paule, del 1560 y construida en homenaje a este santo por haber librado a la ciudad de la peste, o en la iglesia de Saint-Trophyme, de estilo románico. A tan solo unos pasos de esta zona, puede parar en el museo Arts et Histoire, ubicado en un edificio del siglo XVII y creado en 1926 por el pintor Emmanuel-Charles Bénézit. Aquí podrá observar pinturas y esculturas de los siglos XIX y XX.

Más allá de las visitas históricas, diríjase hacia las alturas de Bormes-les-Mimosas. La capilla de Notre-Dame de Constance, a 324 metros de altura, o el castillo de Les Seigneurs de Fos, que domina la ciudad medieval, ofrecen unas vistas panorámicas de la bahía de Le Lavandou, Port-Cros, la isla de Levant y Cap Bénat.

Por último, disfrutar de las playas y de todo tipo de deportes náuticos (paddleboard, kayak, snorkel...) es también una de las actividades más populares en Bormes-les-Mimosas. Jacques Sornay nos aconseja anclar y comer en la playa de l'Estagnol, en el noroeste de Cap Bénat.

 

Bormes-les-Mimosas
Vistas de Bormes-les-Mimosas (foto de Adobe Stock)

 

 

¿Dónde navegar desde el puerto de Bormes-les-Mimosas?

 

Gracias a su ubicación ideal en un puerto moderno, hay muchos itinerarios de crucero. A continuación, tendrá una visión general de los tesoros mediterráneos que puede descubrir con su barco en alquiler con salida desde el puerto de Bormes-les-Mimosas.

Fuerte de Brégançon

Una de las primeras paradas de su crucero debería ser el fuerte de Brégançon, en el sur de Bormes-les-Mimosas. Desde 1968, este fuerte es el lugar oficial donde pasa las vacaciones el presidente de Francia. Aunque no lo vea por allí, lo que sí que podrá ver es la influencia de los diferentes jefes de Estado en esta edificación. Si quiere asegurar su visita, recuerde reservar con antelación en la página web.

 

Isla de Port-Cros

Al sur del puerto de Bormes-les-Mimosas (7 millas náuticas), Port-Cros es una de sus visitas obligatorias si navega por el mar Mediterráneo. «En Port-Cros, pasearás por caminos recónditos en medio de una naturaleza exuberante», me dijo Jacques Sornay.

La isla está catalogada como Parque Nacional desde 1963, por lo que la conservación de la vegetación, como robles o pinares, y de la vida marina es una de sus prioridades. Además, podrá disfrutar de esta biodiversidad con la ruta submarina de La Palud. Nadando desde una boya a otra, podrá leer los paneles informativos que describen la fauna y flora marina de la isla. ¡Descubra los secretos que esconde el fondo del mar!

La recomendación de Cécile es el restaurante L'Anse de Port-Cros, cuya especialidad es la dorada.

 

Vue aérienne sur Port-Cros
Vistas aéreas de Port-Cros (foto del laboratorio Photo MIC, Hyères)

 

Isla de Porquerolles

Porquerolles, al suroeste del puerto de Bormes-les-Mimosas (20 millas náuticas), también es uno de los destinos estrella durante su crucero. Situada al oeste de las Islas de Hyères, puede descubrir esta isla de diferentes maneras: alquilando una bicicleta, recorriendo las numerosas rutas o dando la vuelta a la isla a bordo de su barco.

Porquerolles es uno de los lugares favoritos de Philippe: «Es una maravilla, una isla muy bien conservada y de fácil acceso para los que estén acostumbrados a la navegación costera». Antoine también nos cuenta que: «se puede recorrer la isla tranquilamente. El bosque de pinos piñoneros y eucaliptos, las viñas y los campos son perfectos para visitar en verano, cuando hace más calor». Al sur de Porquerolles, el faro de Cap d'Arme, datado de 1830, es digno de ver. Aunque está cerrado al público, desde el mirador puede disfrutar de unas magníficas vistas de casi toda la isla: las colinas Le Langoustier, el fuerte Sainte-Agathe y los acantilados del sur.

Para comer, las recomendaciones de Philippe y Antoine son Le Glacier Porquerollais, junto al puerto, y Mas du Langoustier, al oeste de la isla con hermosas vistas al mar.

 

Façade nord de Porquerolles
Vistas desde la Pointe Béarlieu, en el norte de Porquerolles (foto de Stéphane Fievet)

Archipiélago de Embiez

En el oeste de Cap Sicié, a 45 millas náuticas de Bormes-les-Mimosas, el archipiélago de Embiez está formado por cinco islas: isla de Embiez, isla de Grand Rouveau, isla de Petit Rouveau, isla de Grand Gaou e isla de Petit Gaou.

La isla de Embiez es la más grande del archipiélago y es propiedad de Paul Ricard desde 1958, un gran empresario francés. La diversidad natural de esta isla es lo que más le sorprenderá, pues allí encontrará una gran variedad de riquezas naturales propias del sur de Francia: viñedos, antiguas salinas, calas, valles verdes, pinares... Para conservar esta biodiversidad y sensibilizar a los visitantes, Paul fundó en 1966 el Instituto Oceanográfico, cerca del fuerte Saint Pierre.

 

Mouillage à l'île des Embiez
Puesta de sol en la isla de Embiez (foto de Stéphane Fievet)

Las islas de Grand Gaou y Petit Gaou, frente a la isla de Embiez, están conectadas entre sí con pasarelas. ¡Es hora de relajarse! La zona marítima, a lo largo del puerto de Brusc y hasta la isla de Gaou, está protegida por la Red Natura 2000 y el «Conservatoire du littoral» francés para preservar la diversidad de flora y fauna marina. Por lo tanto, está prohibido anclar y navegar con motor.

Por último, las islas de Petit Rouveau y Grand Rouveau son ricas en flora y fauna. La única construcción, en el centro de la isla de Grand Rouveau, es un faro que data del 1861.

 

phare de l'île du Grand Rouveau
Faro en la isla de Grand Rouveau (foto de Stéphane Fievet)

 

Islas de Lérins (a 60 millas náuticas de Bormes-les-Mimosas)

En frente de la bahía de Cannes y al este del macizo de Esterel, este archipiélago está formado por la isla Saint-Honorat y la isla Santa Margarita.

Si sigue las rutas marcadas en la isla Santa Margarita, llegará hasta el estanque de Batéguier, en el oeste, y a la Pointe de la Convention, en el este: pinos, eucaliptos, robles, especies de animales protegidas... El Fort Royal, en el norte de la isla, es una de las huellas de su pasado histórico. Este fuerte se utilizó como prisión en distintas ocasiones después de la Revolución Francesa y de la revocación del edicto de Nantes.

La isla Saint-Honorat, más pequeña y al sur de la isla Santa Margarita, cuenta con el monaterio de Lérins, uno de los primeros lugares del cristianismo en Francia, datado del siglo V. Podrá visitar a los monjes cistercienses que viven desde 1869 en esta abadía en el sur de la isla. Mientras camina por la costa, se verá rodeado de acantos (planta perenne) o pinos rodenos cuyos troncos se deforman normalmente por el viento.

 

Abbaye de Lérins sur l'île de Saint-Honorat
Vistas del monasterio de Lérins, isla Saint-Honorat (foto de Adobe Stock)

 

 

Jacques Sornay, que dirige SEMAPHORE360, una empresa de alquiler de barcos profesional en Tolón y socio de Filovent, me ha recomendado dos rutas clásicas desde el puerto de Bormes-les-Mimosas.

 

Ruta oeste: puerto de Bormes-les-Mimosas -> fondeadero y comida en la playa de l'Estagnol, en el suroeste del puerto de Bormes-les-Mimosas (7 millas náuticas) -> noche en Porquerolles (11 millas náuticas) -> Saint-Mandrier-sur-Mer para descubrir el puerto de Tolón (17 millas náuticas) -> paso por Cap Cicie antes de llegar a la isla de Embiez (12 millas náuticas) -> Sanary-sur-Mer (2 millas náuticas) -> fondeadero en Badine, en la península de Giens y protegido del mistral (30 millas náuticas) -> Port-Cros (11 millas náuticas) -> regreso a la base de salida (8 millas náuticas). Total: 96 millas náuticas.

Ruta este: puerto de Bormes-les-Mimosas -> fondeadero y comida detrás de Cap Taillat, uno de los tres cabos de Saint-Tropez (16 millas náuticas) -> noche en el puerto de Grimaud, menos concurrido que el de Saint-Tropez (15 millas náuticas) -> fondeo y comida en una cala de Cap du Dramont con vistas del macizo de Esterel (18 millas náuticas) -> fondeo entre la isla Saint-Honorat y la isla Santa Margarita o, si hace mucho viento, en el puerto de Antibes (13 millas náuticas) -> noche en el antiguo puerto de Saint-Raphaël (22 millas náuticas) -> regreso a la base de salida (37 millas náuticas). Total: 121 millas náuticas.

 

Jacques Sornay recomienda estas dos rutas para una tripulación que tenga experiencia en navegación. Si prefiere un crucero más lento, puede explorar las islas de Hyères con su barco en alquiler con salida desde Bormes-les-Mimosas.

 

Los mejores puertos, fondeaderos y playas saliendo desde el puerto de Bormes-les-Mimosas

 

Fondeadero en el islote de l'Ilon, entre la isla Saint-Honorat y la isla Santa Margarita

Entre las islas de Lérins, Saint-Honorat es la más pequeña y la más hacia el sur. El islote de l'Ilon fue una de las paradas más espectaculares para Philippe: «Entre la visita a la abadía, nadar, estar protegido del viento y el lado silvestre del paisaje... ¡Es uno de los mejores fondeaderos!». Desde la cubierta de su barco, podrá admirar la puesta de sol y ver directamente la abadía de Lérins, un monumento histórico.

 

Anclaje en la playa de Douane en la península de Taillat

Aunque este fondeadero es bastante popular entre los navegantes durante la temporada alta, ¡vale la pena sea cual sea la época del año! Tumbado en su toalla, disfrutará de un hermoso panorama en el Cap Taillat, una maravilla de la península de Saint-Tropez. Para Jacques Sornay, entre su lado silvestre y sus playas de arena blanca, ¡parece que esté en el sur de Córcega! Detrás de la playa encontrará la maison des Douanes, construida bajo las órdenes de Napoleón Bonaparte y donde hoy en día hay una exposición sobre el Cap Taillat.

 

Puerto de Lavandou

El puerto de Lavandou es «típicamente provenzal», como me dijo Jacques Sornay. Tiene mucho movimiento porque cuenta con varias tiendas, bares, restaurantes y, por supuesto, ¡la famosa petanca! Si tiene que hacer escala en algún puerto, ¡no dude en anclar aquí!

 

Las playas de Porquerolles

Las playas de Porquerolles son las más espléndidas de toda la zona de crucero. Para Stéphane, «¡es como estar en las Maldivas!».

La playa Notre Dame, en el este del puerto de Porquerolles, es acogedora y silvestre. El bosque de eucaliptos que recorre toda la playa regala el aroma característico de la región.

 

Plage de Notre Dame à Porquerolles
Playa de Notre Dame, isla de Porquerolles (foto de Stéphane Fievet)

 

La playa Le Langoustier y la playa negra de Le Langoustier, a media hora de Porquerolles, merece sin duda una visita. ¡No se arrepentirá! Las aguas cristalinas hacen que nadar en estas playas sea una aventura: «Nadábamos entre peces, había muchos aunque estuviéramos bastante cerca de la playa. ¡La variedad de colores era increíble!». , me contó Cécile.

Por último, con la foto de más abajo de la playa d'Argent, ¡no hace falta decir nada más! Es una de los favoritas de Cécile: «sus colores, su tranquilidad, el mar... ¡Esta playa es paradisíaca!». Para Jacques Sornay, «el color grisáceo y la arena fina son indescriptibles. Creo que no hay ninguna igual en la Costa Azul».

 

Plage d'Argent à Porquerolles
Playa d'Argent en Porquerolles... ¡Una maravilla! (foto de Cécile Doutriaux)

 

 

Agradecimientos

Me gustaría dar las gracias a Cécile Doutriaux, Jacques Sornay, Thierry Martin, Philippe Beguerie, Antoine Chaussade y Stéphane Fievet por sus testimonios y fotos que ilustran perfectamente este artículo.

NUESTROS ESPECIALISTAS QUE TE ASESORAN CON SERIEDAD, EFICACIA Y TRANSPARENCIA

Marina
François
Ismael
Pol
Samuel
Estefania

Opiniones de nuestros clientes después de reservar un barco

Hablan de nosotros...