Alquiler de Barcos Quiberon

Filovent te encuentra un barco único

¿Necesitas consejo?

François, experto en cruceros

Me gustaría recibir correos electrónicos de Filovent y crear mi cuenta de cliente
Quiberon : ¿Cuál es tu estilo de barco?

Quiberon - Nuestros consejos para su crucero


 

En una península del departamento de Morbihan, en el noroeste de Francia, se encuentra la pequeña ciudad costera de Quiberon. Se accede a la península de Quiberon por el istmo de Penthièvre, desde donde hay unas maravillosas vistas de la costa oeste de la península: acantilados, dunas y vegetación... Sin duda, la punta du Percho es el mejor lugar para admirar este impresionante entorno natural. Con el océano Atlántico y sus costas silvestres a un lado y la bahía de Quiberon y sus playas de arena fina por el otro, la península de Quiberon cuenta con una impresionante variedad de paisajes naturales que podrá contemplar a bordo de su barco, velero o catamarán en alquiler desde Quiberon.

 

Alquiler de barcos en Quiberon: las joyas de un crucero en las islas del Poniente

 

El alquiler de barcos en Quiberon le da la oportunidad de explorar las diversas islas a lo largo de las costas de esta zona de Bretaña, como las islas del Poniente: Belle-Île-en-Mer, Houat y Hœdic.

A 15 km de Quiberon, es decir, unos 45 minutos de navegación, zarpe hacia la isla de Belle-Île-en-Mer a bordo de su barco en alquiler desde Quiberon, la mayor de las islas de Bretaña. Entre imponentes acantilados y tranquilas playas, ancle su barco en el puerto du Palais. Visite el museo de arte e historia de la isla, en el centro de la ciudadela de Vauban, desde donde podrá dirigirse a la punta des Poulains. Más tarde, Port-Coton es un conjunto de rocas irregulares impresionante. ¡Suba los 213 escalones del gran faro de Goulfar y disfrute de las vistas! Belle-Île-en-Mer tiene nada más y nada menos que 58 playas de arena y calas rocosas bañadas por aguas cristalinas. Cerca de aquí encontrará la playa de Donnant, conocida por los amantes del surf y el bodyboard. A pie o en bicicleta, los 82 km de costa prometen paisajes naturales preciosos.

 

Belle-Île-en-Mer
Belle-Île-en-Mer

 

Cuando llegue a la isla de Houat, el pequeño puerto pesquero de Saint-Gildas le dejará maravillado con sus coloridos barcos. Si quiere visitar a pie la isla de Houat, en unas 4 horas será suficiente. Este pueblo típicamente bretón ofrece una gran variedad de paisajes naturales. Antes de volver a su barco alquilado, relájese en la playa Trearc'h Er Goured, de arena fina y aguas turquesas. Si lo que le interese es su patrimonio cultural, visite el Eclosarium, donde la historia de la isla le invita a descubrir su mundo marino.

La isla más pequeña de las tres, Hœdic, le sorprenderá por su perfil plano, sin relieve y de fácil acceso gracias al alquiler de barcos en Quiberon. Seguro que le recordará a los paisajes del Mediterráneo, pues cuenta con playas paradisíacas y una naturaleza virgen. En el centro, el fuerte de Hœdic es la viva imagen del patrimonio de la isla.

 

Los imprescindibles de Quiberon

 

De vuelta a Quiberon, aproveche su escala en esta ciudad portuaria para descubrir una auténtica ciudad bretona. En la entrada de la bahía de Quiberon, el puerto Haliguen tiene una ubicación estratégica, ya que cuenta con 1.200 plazas para las embarcaciones de recreo, de pesca y las que están de paso. El puerto Maria, que una vez fue una joya para la pesca de la sardina, ha conservado su encanto y hoy día tiene dos conserverías.

Disfrute de Quiberon y su playa grande, no muy lejos del puerto Maria. En el este de la península, Quiberon esconde magníficas playas bien resguardadas del viento: la Aérodrome, la Fort Neuf, la Porigo, la Kermorvan, la Castéro y la Saint Julien. La bahía de Quiberon también es ideal para los amantes de los deportes acuáticos: vela, surf, kitesurf... ¿Cuál practicará primero?

 

Quiberon
Quiberon

 

En el extremo sur de la península, tome el camino que rodea la punta de Conguel. A lo largo de su paseo le esperan las maravillosas vistas de las islas que están cerca de la costa, así como del faro de Teignouse, que marca el límite entre el océano Atlántico y la bahía de Quiberon. Desde aquí también puede disfrutar del amanecer en un entorno idílico.

La ciudad portuaria de Quiberon es conocida por sus tesoros megalíticos, en concreto el menhir de Goalennec dominando pueblos pintorescos como Kermovan o Saint-Julien, así como la costa salvaje. En la punta Beg Er Lann o la punta de la Lande, el castillo Turpault de estilo anglo-medieval fue construida en 1904 y marca la entrada a la costa silvestre.

¿A qué espera para alquilar un barco y navegar por las costas de la región francesa de Bretaña? ¡Rumbo a Quiberon!

 

NUESTROS ESPECIALISTAS QUE TE ASESORAN CON SERIEDAD, EFICACIA Y TRANSPARENCIA

François
Ismael
Alexandre
Pol
Lili-Rose
Estefania

Opiniones de nuestros clientes después de reservar un barco

Hablan de nosotros...