Alquiler de Barcos Brest

Filovent te encuentra un barco único

¿Necesitas consejo?

Marina, experta en cruceros

Me gustaría recibir correos electrónicos de Filovent y crear mi cuenta de cliente
Brest : ¿Cuál es tu estilo de barco?

Brest - Nuestros consejos para su crucero


 

Mar, modernidad, dinamismo... La ciudad de Brest, en la costa noroeste de Francia, guarda un sinfín de sorpresas. Su puerto es el más grande de Bretaña, por lo que Brest es tanto una ciudad histórica como tranquila donde pasear en medio de paisajes de ensueño. Estas tierras silvestres y bañadas por el océano Atlántico son ideales para disfrutar de un crucero por Francia.

 

L'île Vierge sur la Presqu'île de Crozon
Isla Vierge, noroeste de Francia

 

El alquiler de barcos en Brest le permitirá navegar desde el puerto de Brest y zarpar hacia la península de Crozon y la isla Vierge, un parque natural conocido por sus acantilados, sus sinuosas costas y su larga historia. También puede ir hacia las islas del mar de Iroise donde, aunque la navegación se complique, las rutas marítimas bien definidas la hacen agradable.

 

Ciudad portuaria rica y dinámica

 

Caminando por las calles de Brest varios monumentos se desfilan ante sus ojos, como el castillo, la torre Tanguy y el astillero donde se encuentran los barcos más bonitos de la Marina Nacional francesa. No puede perderse el famoso Océanopolis, un parque donde descubrir los diferentes océanos de Europa. El centro cultural Les Ateliers des Capucins y el museo National de la Marine también son lugares emblemáticos que podrá visitar en el encantador pueblo de Brest. Si le encanta la naturaleza, el Conservatorio Botánico le envolverá en un entorno natural muy bien conservado. Por último, suba a lo más alto de Brest con el teleférico para disfrutar de las vistas panorámicas de la ciudad.

¿Le apetece dar un paseo? Los senderos costeros que atraviesan la escarpada costa son ideales para admirar el paisaje del puerto. Lo llevará a la cima de los acantilados, desde donde podrá gozar de una vista impresionante. Si toma el puente de l'Iroise, llegará a la península de Plougastel-Daoulas. En el mirador Kerdéniel le espera un magnífico panorama de la bocana de Brest, el estuario de Faou y la península de Crozon. Por último, puede llegar hasta la punta de l'Armorique donde podrá probar los increíbles crêpes tan típicos de Francia.

 

Actividades junto al mar

 

Con una extensión de 180 km², el puerto de Brest es una base náutica perfecta para el alquiler de barcos en Bretaña. Alquile un barco en Brest y aproveche esta extraordinaria zona de navegación para, por ejemplo, practicar vela, kitesurf, windsurf o incluso submarinismo. Entre Relecq-Kerhuon y Brest, la playa de Moulin-Blanc cuenta con un ambiente animado y dinámico. Muy cerca del puerto, esta extensa playa es ideal para un rato en familia.

 

Phare du Petit Minou à Brest
Faro de Petit Minou, Brest

 

¿Busca paz y tranquilidad? En la playa de Sainte-Anne de Portzic es un excelente fondeadero donde atracar con su barco alquilado en Brest. Es perfecta para pescar y hacer un agradable pícnic. Las otras playas también tienen mucho que ofrecer a los navegantes, pero sobre todo a los surfistas. La playa Petit Minou cuenta con grandes olas para surfear. En Plougonvelin, también podrá pescar en la playa de Trez-Hir.

 

Alquile un barco en Brest y explore las islas del mar de Iroise

 

¿Quiere navegar más allá de Brest? Con el alquiler de barcos en Brest podrá explorar las islas del mar de Iroise: la isla de Ouessant y la isla de Molène. Su crucero a bordo de un barco alquilado desde Brest es la oportunidad perfecta para disfrutar de los miradores que hay en esta parte de la costa bretona. ¡Incluso puede que vea focas y delfines!

La isla de Ouessant son unas 2 h de navegación desde Brest, una de las islas más bonitas de Bretaña. Durante su navegación, el barco atravesará la violenta corriente Fromveur que conecta el canal de la Mancha y el mar de Iroise, gobernano por el faro de la Jument y el de Kéréon. Le recomendamos que por la isla de Ouessant camine o vaya en bicicleta y aproveche para admirar sus playas de guijarros, el mar y las ovejas de Ouessant criadas en libertad. La isla de Molène está un poco más cerca de Brest, a una 1 h. Puede pasar allí el día y admirar la belleza que esconde esta pequeña isla.

 

NUESTROS ESPECIALISTAS QUE TE ASESORAN CON SERIEDAD, EFICACIA Y TRANSPARENCIA

François
Alexandre
Pol
Samuel
Lili-Rose
Estefania

Opiniones de nuestros clientes después de reservar un barco

Hablan de nosotros...