Alquiler de Barcos Isla de Elba

Filovent te encuentra un barco único

¿Necesitas consejo?

Stefano, experto en cruceros

Me gustaría recibir correos electrónicos de Filovent y crear mi cuenta de cliente
Isla de Elba : ¿Cuál es tu estilo de barco?

Isla de Elba - Nuestros consejos para su crucero


Entre la península itálica y Córcega, la isla de Elba es el destino perfecto para unas vacaciones entre naturaleza, historia y cultura.

La isla de Elba es la más grande del archipiélago Toscano y es una de las escalas imprescindibles en Italia. Elija el alquiler de barcos en la isla de Elba para vivir una experiencia inolvidable. La primera vez en la isla le dejará boquiabierto: calas bañadas por aguas cristalinas, minas, pequeños pueblos, rutas de senderismo, vistas impresionantes... ¡La isla de Elba lo tiene todo!

 

Alquiler de barcos en la isla de Elba: naturaleza y mar en estado puro

 

Los meses estivales son los mejores para navegar por la isla de Elba, pues en esta época podrá disfrutar de días largos y del buen tiempo durante su crucero. Sin embargo, en primavera la isla se transforma con los bonitos colores y aromas del mar Mediterráneo.

Siempre sopla una ligera brisa en la isla, incluso en los días más tranquilos, sobre todo en verano, lo que la convierte en el destino perfecto para los navegantes y amantes de los deportes acuáticos, como el windsurf o el kitesurf.

El lado de la isla más cercano a la península itálica suele estar más frecuentado para la navegación, pues aquí se aprovecha más la brisa del verano que normalmente viene del mar. Sin embargo, gracias a su forma tan irregular, sus más de 100 km de costa y más de 200 playas forman diferentes calas resguardadas donde poder amarrar y pasar un día en plena tranquilidad junto al mar.

Tendrá la increíble oportunidad de descubrir nuevas playas cada día con el alquiler de veleros en Punta Ala o alquiler de barcos en San Vincenzo, dos de las bases de la costa toscana perfectas para zarpar hacia la isla de Elba.

Entre las calas y playas que no puede perderse al alquiler de veleros en la Toscana, se encuentra Fetovaia, una playa de tan solo 200 m en el suroeste de la isla, con arena dorada de granito y rodeada de rocas graníticas.

La parte oriental de la isla se caracteriza por las antiguas minas de hierro y es menos frecuentada por turistas, aunque no por ello es menos interesante.

También le recomendamos la playa Sansone, en Portoferraio, accesible únicamente a pie por un camino o por mar con el alquiler de barcos en Piombino. Una de las más famosas es la playa de Cavoli, en el sur de la isla, que está formada por un fondo arenoso poco profundo. La playa de Biodola, también de arena, es perfecta para bucear o practicar submarinismo. Si prefiere las playas de guijarros, tendrá que desplazarse a bordo de su barco en alquiler hacia Portoferraio para visitar la playa de Paduella o Capo Bianco.

La isla de Elba es un paraíso para los que quieran un momento de tranquilidad entre senderos. Una excursión a la cima del monte Capanne, la montaña más alta de la isla, será el plan perfecto entre robles y granitos, o por los caminos que conducen a las canteras mineras en la parte oriental de la isla.

 

Plage de Fetovaia
Playa Fetovaia en la isla de Elba

 

El encanto de la isla de Elba: historia de sus pueblos antiguos

 

La isla de Elba no solo es mar y playas. De hecho, la historia ha dejado huellas impregnadas en la isla, como la de Napoleón Bonaparte. Tras su derrota en la batalla de Leipzig, tuvo que abdicar del trono de Francia y se exilió en la isla de Elba por muy poco tiempo. Durante su estancia, reorganizó la vida social y económica de la isla.

Si alquila un barco en Portoferraio, podrá visitar esta ciudad, cuyo nombre proviene de las minas que ayudaron a dar un gran impulso a la economía de la isla en el siglo XIX.

Visitar las residencias de Napoleón: la Villa San Martino Residenza Napoleonica y la Villa dei Mulini.

Portoferraio, el puerto principal de la isla, nació como un conjunto de fortificaciones, las murallas de hoy en día. La ciudad también se la conoce como «Ciudad Rosa» por la piedra caliza rosa utilizada para pavimentar las calles del centro.

Otra escala en su crucero es Marciana, en el Parque nacional del Archipiélago Toscano y donde podrá visitar diversos museos.

Marciana Marina, en la costa norte, es uno de los lugares más pintorescos de la isla de Elba que ha conservado el encanto propio de los pueblos de pescadores.

Entre las otras ciudades dignar de ver está Sant'Ilario in Campo, una aldea en el oeste de la isla de Elba, donde se puede respirar la verdadera esencia de la isla. Las estrechas y empedradas calles del pueblo forman un laberinto por el que perderse admirando la antigua estructura medieval del país.

Porto Azzurro, en el este, cuenta con un puerto deportivo de muelles flotantes con más de 200 amarres, otra base perfecta para su crucero por la isla de Elba.

 

Marciana Marina
Vistas panorámicas de Marciana Marina en la isla de Elba

 

Alquiler de barcos en la isla de Elba: ¿dónde ir?

 

La isla de Elba es una base estupenda para navegar hacia el archipiélago Toscano, uno de los destinos más conocidos entre los navegantes para conocer islas como Capraia, una isla dedicada al trekking que forma parte del Parque nacional del Archipiélago Toscano.

El mar que rodea esta isla es un área marina protegida, ideal para bucear y practicar submarinismo.

La isla del Giglio es otro destino imprescindible frente a la costa de la Toscana con el alquiler de veleros en la isla de Elba. Es un pequeño trozo de paraíso para relajarse en medio de la naturaleza o pasear por pequeños pueblos donde encontrará restaurantes típicos italianos donde degustar las especialidades locales y regionales.

Por el contrario, Pianosa es la sede de una antigua cárcel y por eso no atrae a muchos turistas. Sin embargo, aquí podrá relajarse en playas de arena fina con aguas cristalinas donde podrá evadirse del mundo.

Otra isla para visitar si alquila un barco en Monte Argentario es la isla de Montecristo, conocida por su autenticidad y por haber sido el escenario de la novela «El conde de Montecristo», de Alexandre Dumas.

Por último, si las islas del archipiélago Toscano se le quedan cortas, siempre puede alargar su crucero y zapar hacia Córcega en velero y descubrir la «Isla de la Belleza».

 

NUESTROS ESPECIALISTAS QUE TE ASESORAN CON SERIEDAD, EFICACIA Y TRANSPARENCIA

Marina
Ismael
François
Lina
Angelica
Stefano

Opiniones de nuestros clientes después de reservar un barco

Hablan de nosotros...